ESPAÑOL | EUSKERA

portada-img-ancha

oveja-herida1Una de las amenazas más graves que hoy en día sufren los pastores y pastoras de Gorbeia (al igual que los de otras muchas sierras) es el ataque de su ganadol ganado por parte de perros que, lejos de ser controlados por sus dueños, en muchas ocasiones son incitados por éstos a «jugar» con las ovejas.

Así nos lo manifestaron de viva voz en Sierra Salvada y así nos lo han manifestado en Gorbeia. La falta de respeto de los urbanitas que en fines de semana suben al monte como si se tratara de un parque temático para sus perros, genera cada año muchas pérdidas para los ganaderos.

En las imágenes que acompañan este artículo podemos ver el resultado de uno de esos recientes ataques. En esta ocasión las ovejas perjudicadas pertenecían de Luis Larrea, de Orozko, pero los percances se suceden en cualquier parte del macizo.

No somos conscientes de que ese ganado es el medio de vida, la fuente de ingresos, de unas personas, de unas familias, que han dedicado, dedican, y siguen dedicando sus esfuerzos al pastoreo.

Desde aquí se pide respeto para estos profesionales del pastoreo. Respeto para su profesión, su trabajo y, por supuesto, respeto para su ganado.

oveja-herida2